Plataforma de Sostenibilidad Integral Agroalimentaria - Redsostal
Fotos guisantes
Foto Cajas
Foto Masa
Rotación cabecera
Foto Quesos
Jamón
Vino
Barriles

Usisa, una empresa sostenible

 28/10/2016

En 1973 los fabricantes de salazones de Isla Cristina crearon Usisa tras adquirir las fábricas y marcas Tejero y El Decano (cuya historia se remontaba a finales del siglo XIX). Cuarenta años después, la compañía ha demostrado ser un ejemplo de adaptación de la tradición artesanal a las nuevas tendencias de consumo en el que actualmente se elaboran una de las mejores conservas de pescado de España. Selección de materias primas, calidad y tradición son los valores que caracterizan a la compañía y que le aseguran la creación de valor y la confianza de todos sus clientes.

Responsabilidad Social.

Isla Cristina es un pueblo con una gran tradición marinera, en el que su economía se basa mayoritariamente en la pesca. Es por eso que USISA tiene un papel determinante como motor de crecimiento económico a nivel local. Además, como parte de su entorno social, USISA se muestra solidaria con los más desfavorecidos ayudando a asociaciones y colabora habitualmente con entidades y administraciones locales relacionadas con el deporte, apoyando diferentes iniciativas y equipos en diferentes disciplinas. La conciliación entre vida laboral y familiar de sus empleados es otro de los compromisos adquiridos por la compañía que, respecto a sus proveedores, establece exigencias de respeto a los derechos humanos y laborales de todos los trabajadores, así como inculca los criterios de sostenibilidad propios a la cadena de suministro.

USISA se muestra como una empresa transparente, que prioriza la atención de sus clientes mediante canales de comunicación sencillos, y abre las puertas de sus instalaciones a visitas regulares y concertadas, además de poder observar parte del proceso de producción desde la propia tienda de venta al público existente en su fábrica

Usisa

Comprometidos con el Medio Ambiente

Actualmente, USISA se encuentra en proceso de establecer un sistema de gestión ambiental con el objetivo de minimizar el impacto ambiental de su proceso productivo. Con ello, esperan conseguir un conocimiento del impacto real de todas sus actividades y productos, para intentar hacer una gestión eficiente de los recursos energéticos y mejorar las huellas ambientales. En este sentido, ya se han llevado a cabo proyectos para ahorrar agua (hasta en un 30%) y mejorar la gestión energética, haciendo uso de fuentes de energía alternativas, como la producción de todo el vapor necesario en la fábrica a partir de biomasa. Otro objetivo de la compañía es reducir la cantidad de residuos generados, así como valorizar los desperdicios de la producción, cerrando su ciclo productivo y garantizando así la sostenibilidad ambiental de su proceso.

Fruto de todas estas acciones, USISA ya fue reconocida en 2015 con el certificado Q sostenible,  que  ha  renovado recientemente gracias al compromiso adquirido en su día de  mejora de su sostenibilidad desde una actitud proactiva y de mejora constante del aspecto medioambiental. Este hecho pone en relieve la visión de USISA en su apuesta por la sostenibilidad, lo cual le ha permitido reducir costes y mejorar su posicionamiento en el mercado, marcando la tendencia del sector.

<< volver