Plataforma de Sostenibilidad Integral Agroalimentaria - Redsostal
Fotos guisantes
Foto Cajas
Foto Masa
Rotación cabecera
Foto Quesos
Jamón
Vino
Barriles

Está viendo:

'La sostenibilidad no es un concepto etéreo, es una filosofía'

 17/01/2018

Redsostal.

Entrevistamos al secretario general de la Asociación Española de Tecnicos Cerealistas, José María Basanta, que nos explica los principales retos de la producción de cereales en el contexto de cambio climático en que nos encontramos.

Redostal: ¿Cómo ha afectado la sequía en la calidad y producción de cereales en la campaña 2016/17?

José María Basanta: Más que en la calidad, la sequía ha afectado en la producción. Hay un caso que es más dramático por ser la región donde hay mayor superficie de producción de trigo, que es lo que se analiza en la encuesta, y ha sido Castilla y León que, con una reducción de la superficie de cultivo de un 6%, se ha reducido la producción en un 66%. En cuanto a las calidades, en las zonas donde ha habido cosechas, son cosechas normales con rendimientos algo inferiores pero no extraordinariamente bajas como el caso que acabo de comentar y, en cuanto a la calidad, no hay grandes variaciones.

Sigue existiendo una variabilidad muy alta dentro de las propias producciones y eso es algo que forma parte de nuestro trabajo, reducir esa variabilidad, mejorando las técnicas de cultivo fundamentalmente y no teniendo este desastre de descontrol en las condiciones climatológicas, que es algo que no podemos regular pero que seguimos deseando.

El cambio climático, que es algo que ya nadie puede negar, otra cosa es quién es el culpable, pero el cambio se produce, es una realidad de la que ya se viene hablando desde hace muchos años. Nosotros, desde la producción, no podemos hacer otra cosa que partir de una base que son las nuevas variedades que realmente estén adaptadas a esa nueva situación. Esta es una tecnología que ya se está implementando desde hace muchos años, los programas de mejora genética llevan en marcha 10 o 12 años y esperamos que empiecen a dar resultados. Ya hay ensayos que son prometedores y esperamos que se puedan ver resultados ya comercialmente más extensible.

R: Además de la sequía, España se está viendo muy afectada por los cambios en el clima. ¿Cómo se trabaja desde el sector cerealista para hacer frente a estos retos medioambientales?

J.M.B.: La otra cuestión es que el clima no lo puede controlar el agricultor. Ni siquiera el más sabio de los técnicos puede ayudarle con esto. Por lo tanto, consideramos que lo más importante es contar con variedades adaptadas a esta situación, tanto a la falta de agua, como la resistencia a heladas fuertes y a golpes de calor, que son los fenómenos que están distorsionando más la producción en los últimos años. Estos programas de mejora genética que pretenden incorporar la resistencia a estos factores están ya en desarrollo. Hay ensayos muy prometedores y es evidente que va a ser una actividad en la que va a haber mucha más inversión para poder tener resultados cuanto antes y poder comercializar las semillas que permitan soportar mucho más eficazmente que hasta ahora esos cambios e imprevistos que ocurren cada vez con más frecuencia.

R: La agricultura es un importante factor para el desarrollo rural ¿Cómo apoya el sector cerealista el trabajo de los productores dentro de la cadena de valor?

J.M.B.: Nosotros somos técnicos y, como tales, nuestra obligación y nuestro deseo es transmitir lo mejor posible los conocimientos científicos y la tecnología a aplicar al productor. En esa transición, lo fundamental es la colaboración de los técnicos de las cooperativas y de las empresas proveedoras, que son las que viven en el campo.

Nosotros lo que hacemos es estimular el contacto, estimular ese deseo de estar al día en la tecnología y que ésta pase lo más eficazmente posible hacia el agricultor. Sin embargo, salvo casos excepcionales, no tenemos agricultores que estén directamente ligados a nosotros, pero sí que hacemos actividades para que ellos tengan ese contacto y favoreceremos siempre todas las actividades de transmisión del conocimiento, como por ejemplo las jornadas de campo de Genvce, que este año además vamos a participar en su organización

R: ¿Cuáles son los principales retos en los que trabaja el sector cerealista en materia de sostenibilidad?

J.M.B.: La sostenibilidad no es un concepto etéreo, es una filosofía. Los que tenemos años hemos visto cómo se ha disparado la demanda de alimentos por el crecimiento de la población mundial, pero es impresionante cuando se ven las perspectivas. Es algo que es imprescindible asumirlo como filosofía, para que en cada uno de nuestros procesos, en cada una de nuestras decisiones tengamos en cuenta ese factor, es decir, ser lo más eficientes posibles y contribuir con ello a todas las iniciativas que se están desarrollando, desde la optimización de procesos, a la reutilización de residuos, todo lo que se está haciendo en cuanto a la economía circular. Toda esa filosofía que se está generando, ponerla como un modo de vida y de trabajo para quienes estamos desarrollando y promocionando la tecnología.

<< volver