Plataforma de Sostenibilidad Integral Agroalimentaria - Redsostal
Fotos guisantes
Foto Cajas
Foto Masa
Rotación cabecera
Foto Quesos
Jamón
Vino
Barriles

La Fageda con el medioambiente

 11/12/2015

La Fageda, Sociedad Cooperativa Catalana Limitada, es una entidad primada, sin ánimo de lucro, creada en el año 1982. Esta cooperativa de trabajo tiene como finalidad la integración sociolaboral, en el ámbito de la comarca de la Garrotxa (Girona), de las personas con discapacidad psíquica y/o trastornos mentales severos.

Al principio, esta sociedad se encargaba de llevar a cabo trabajos para empresas de la comarca, del sector textil, artesanía y otras. Cuatro años después, con la colaboración de la Administración Pública y una entidad bancaria, se adquiere la finca agrícola Els Casals, con la intención de centrar las actividades empresariales en el ámbito agropecuario. En el año 1992, con la incorporación de la Política Agraria Común (PAC) de la Unión Europea a la legislación española, se implantaron las cuotas a la producción lechera por lo que la actividad ganadera de La Fageda se vio afectada. Ante esto se decide iniciar el proyecto de fabricar yogures con la leche producida en la propia granja para garantizar la actividad ganadera, los puestos de trabajo y reforzaban los aspectos cualitativos del proyecto en su globalidad.

La Fageda sigue una política ambiental descrita dentro del Manual del Sistema ISO 14001 implantada desde hace años y que se revisa anualmente.

La Fageda se encuentra ubicada dentro del Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa. Trabajan en plena naturaleza, en contacto con seres vivos, con animales y plantas, forma parte del objetivo terapéutico del proyecto. El modelo de desarrollo sostenible permite elaborar cerca de 60 millones de yogures al año respetando las personas, los animales y el entorno.

Además, disponen de una planta de compostaje para tratar las 16 toneladas de purines que genera diariamente la granja de vacas. Las aguas residuales se tratan a través de la depuradora biológica que también se encuentra en la finca y desde 2014 ya funciona a pleno rendimiento la caldera de biomasa. Este nuevo equipamiento, con una potencia de 1.100 kW, se alimenta de astilla forestal y genera 1.500 kg/h de vapor para la fábrica de lácteos. De esta manera no sólo han reducido de manera considerable el consumo de gas propano y las emisiones de CO2, sino que se consume energía renovable.

En coordinación con los técnicos del Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa, se ha desarrollado un plan de movilidad para los trabajadores con el objetivo de reducir el tráfico de vehículos en la carretera de acceso a la finca. De este modo, los miembros de la organización que tienen el mismo horario, comparten vehículo para desplazarse al trabajo. La reducción global en el número de viajes ha sido del 22%. En las franjas de 9 a 10 h y de 18 a 19 horas la reducción fue del 36%. Actualmente, La Fageda da trabajo a 163 personas con certificado de discapacidad (incluyendo Servicio de Terapia Ocupacional) y a 124 profesionales.

Las instalaciones de la granja han sido equipadas en 2014 con nuevas palas para la recogida de los residuos de las vacas. El nuevo mecanismo funciona con cable lo cual evita el consumo de aceite y conlleva unas tareas de mantenimiento casi nulas y por extensión una reducción de costes mecánicos.

En materia medioambiental hay que subrayar también la participación de La Fageda al “Proyecto Carboneo 2.0” impulsado por el Consorcio de Salud Pública y Medio Ambiente de la Garrotxa (SIGMA) enfocado a la limpieza de los cauces del río Fluvià para la obtención de biomasa forestal.

En materia de bienestar animal, se mantienen y refuerzan todas las acciones encaminadas al bienestar de las vacas, los pastos, los cubículos con paja, la refrigeración en los momentos de elevada temperatura en verano, la alimentación con forrajes naturales etc.

En diciembre de 2014 también se ha solicitado una ayuda al departamento de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Generalitat para financiar un estudio de i+D+I sobre la viabilidad de convertir un residuo en un recurso. Se trata de usar los purines de la granja como combustible de la caldera de biomasa a través del tratamiento conocido con el nombre de biodrying. Este estudio lo realizarían equipos de investigación de las Universidades de Vic y la Politécnica de Cataluña. De confirmarse esta viabilidad se daría un salto cualitativo muy grande en materia de sostenibilidad e innovación.

El conjunto de todas estas actuaciones se dan a conocer a todos los miembros de la organización y también a los visitantes de las instalaciones para fortalecer la concienciación en materia medioambiental.

<< volver