Plataforma de Sostenibilidad Integral Agroalimentaria - Redsostal
Fotos guisantes
Foto Cajas
Foto Masa
Rotación cabecera
Foto Quesos
Jamón
Vino
Barriles

Está viendo:

'La colaboración con nuestros proveedores es parte esencial de nuestra estrategia'

 06/02/2018

Hablamos con Alejandro Martínez Berriochoa, director de Salud y Sostenibilidad de EROSKI, sobre la manera en que la cooperativa afronta las relaciones con productores y proveedores así como algunos de sus proyectos para fomentar la sostenibilidad.

Redsostal: ¿Cómo enfocan las relaciones con los proveedores y productores?

Alejandro Martínez Berriochoa: Apostamos decididamente por un modelo de cooperación. En 2016 hemos constituido un nuevo equipo especializado en proyectos de colaboración con proveedores. Se trata de una nueva área de Cadena de Valor Proveedores que gestiona los proyectos de mejora de eficiencia de la cadena de suministro y desarrolla proyectos de colaboración, manteniendo un circuito de comunicación continuo y fluido con ellos. Partimos de los datos que hemos obtenido de encuestas a los productores con los que colaboramos, lo que nos ha permitido definir ejes de acción como la optimización de los procesos, previsión de la demanda, gestión de las promociones, etc. sobre los que hemos elaborado planes globales con acciones muy próximas a la realidad.

La colaboración con nuestros proveedores es parte esencial de nuestra estrategia.

R: ¿Cómo se promueven las relaciones estables y a largo plazo con los productores?

A.M.B.: Desde EROSKI apoyamos una alimentación de valor, no solo de precio, y lo hacemos en colaboración con todos los agentes que forman parte de nuestra cadena de valor y van en la misma dirección. Muchos proveedores comparten nuestra visión. Tenemos la oportunidad de avanzar en una colaboración más estrecha porque el calado de los retos de mercado a los que nos enfrentamos fabricantes y distribuidores va a redefinir por completo nuestros negocios en los próximos años. Abordarlo juntos aumenta nuestra probabilidad de éxito. Para nosotros es importante que los proveedores se impliquen en la gestión. Es por lo que vamos más allá de una mera relación transaccional de compra-venta a una de colaboración y trabajo conjunto, con el objetivo de maximizar la generación de riqueza y el valor que ofrecemos a nuestros clientes, con una plataforma que se basa en el tratamiento de un gran volumen de datos, con información compartida. La idea es mejorar la experiencia del consumidor en áreas clave como la amplitud de surtido y la libertad de elección, el precio, la promoción y la investigación y desarrollo de nuevos productos. El perfil de proveedor que buscamos es el que responde a dichas necesidades, con conocimiento de las categorías y del mercado, así como actitud comercial.

Mención especial merecen nuestros proveedores locales con los que, además de lo ya mencionado, mantenemos una relación con la que pretendemos contribuir a hacer más sostenible nuestra actividad como distribuidores. En EROSKI, por nuestra cultura cooperativa, tenemos una reconocida capacidad para establecer alianzas. Apostamos por basar nuestra relación en  la confianza, articulando acuerdos estables en el tiempo. Más del 50% de nuestros proveedores son pequeños productores locales.  La colaboración con ellos se sustenta en base a nuestros ‘compromisos de actuación con las pymes agroalimentarias locales’ y pasa por acercar los productos de los pequeños productores a los consumidores, desarrollar una gestión comercial adaptada a microempresas, pymes y cooperativas, y colaborar en planes para apoyar su profesionalización y crecimiento empresarial. Mantenemos una relación directa, sin intermediarios, con acuerdos de colaboración estables.

R: ¿Llevan a cabo medidas para dar prioridad a aquellos proveedores que son más responsables y sostenibles?

A.M.B.: Colaboramos con empresas proveedoras responsables que desarrollen una gestión sostenible de la producción. Ellas son nuestras grandes aliadas para sacar adelante nuestras políticas de sostenibilidad. Controlamos su gestión sostenible mediante auditorías y clasificamos ese comportamiento en función de nuestros criterios de sostenibilidad, lo que influye en la composición de nuestra cartera de proveedores. De esta manera, tratamos de garantizar que incluyan variantes de sostenibilidad en sus procesos productivos. Este compromiso viene acreditado a través de diversos certificados sobre la procedencia legal y sostenible de sus productos.

De la mano de estas empresas proveedoras incorporamos una serie de garantías que nos permiten ofrecer productos más sostenibles, tanto en su contenido como en su envase.

Muestra de este compromiso sostenible son algunas de nuestras certificaciones como la que poseemos para comercializar pescado fresco sostenible con el sello ‘MSC’ (hemos sido la primera cadena de distribución minorista de España en superar la auditoría) lo que supone una garantía de que el pescado con la ecoetiqueta azul ‘MSC’ que comercializamos procede de pesquerías sostenibles con su trazabilidad garantizada. En la categoría de las conservas de pescado estamos adheridos a los principios de la ISSF (International Seafood Sustainability Foundation) y los asumimos como condiciones imprescindibles en nuestra política de compras para las marcas que comercializamos. En categorías de una amplia implicación medioambiental como los productos procedentes de las madera (papelería, mobiliario de jardín…) apostamos por  productos avalados por el sello FSC que garantiza que se emplean maderas que proviene de talas legales y sostenibles.

A estos ejemplos sumaríamos nuestra apuesta por el producto local y el consumo de proximidad. La cercanía contribuye a impactar en menor medida en el medio ambiente y nuestro firme compromiso para la comercialización de los alimentos producidos en el entorno de cada tienda impulsa asimismo un sector primario más sostenible  y mantiene una alta diversidad de su tejido productivo. También colaboramos con la certificación de Comercio Justo Fairtrade un sistema internacional de certificación de productos en la cadena de suministro, desde el productor hasta el consumidor final, que garantiza el cumplimiento de los criterios sociales, económicos y ambientales del Comercio Justo.

Asimismo, nuestra decidida apuesta por la promoción de una alimentación más saludable y sostenible nos impulsa a establecer proyectos de mejora continua e I+D con los proveedores y fabricantes de nuestros productos de marca propia, tanto para los productos procesados como, también, para los frescos. Buscamos de manera permanente mejorar el perfil nutricional de los productos, reduciendo su aportación en aquellos nutrientes más comprometidos para la salud pública, como los azúcares añadidos, la sal, las grasas saturadas…, sin que el resultado pierda calidad comercial y organoléptica, y desde luego sin repercusión en el precio, ya que la promoción de la salud, desde EROSKI, se hace con criterios de democratizarla entre los consumidores. La búsqueda de productos más sostenibles nos impulsa también a trabajar de manera compartida con proveedores y otras entidades como centros tecnológicos y administraciones, consiguiendo logros destacados en ecodiseño, en productos procedentes de fuentes más sostenibles, preferentemente certificadas, en procesos con menos impacto ambiental, en tiendas ecoeficientes, en una flota logística con impactos ambientales decrecientes, etc.

R: ¿Cómo se intenta reducir el desperdicio alimentario?

A.M.B.: En EROSKI nos hemos propuesto el fin de no desperdiciar ningún producto alimenticio apto para el consumo, y para ello en 2012 pusimos en marcha su programa 'desperdicio cero' con un fin solidario de donación de alimentos a entidades socialmente responsables. Un programa que en 2013 nos convirtió en la primera cadena de distribución en España que alcanza el 'desperdicio cero' en toda su red de hipermercados y supermercados. Un propósito íntimamente ligado a la vocación de EROSKI por una relación responsable con el entorno que marca nuestra actuación y forma parte de nuestro modelo de gestión y estrategia empresarial. El programa 'Desperdicio Cero' persigue un doble objetivo: que no existan desperdicios de alimentos que estén en condiciones de ser consumidos y apelar a la responsabilidad de los consumidores para que ellos en su vida cotidiana no despilfarren productos.

A través de este programa, los alimentos donados son productos frescos y de alimentación que retiramos de nuestros lineales para cumplir con nuestro compromiso de frescura máxima con nuestros clientes, o simplemente porque su envase presenta una pequeña deficiencia como puede ser una simple abolladura o rotura de embalaje que impide su venta. Todos los alimentos donados por EROSKI están siempre dentro de la fecha de caducidad o de consumo preferente y en perfecto estado para su consumo. Contamos con un protocolo para velar por la seguridad alimentaria de los productos donados a las asociaciones solidarias y que en el caso de los alimentos frescos garantiza el mantenimiento adecuado de la cadena de frío también en la entidad receptora de la donación que debe asegurar que cumple con las mismas garantías en su transporte e instalaciones. El ámbito de aplicación del procedimiento alcanza a los productos de las secciones de alimentación y frescos. Son casi cincuenta organizaciones socialmente responsables de toda España las que forman parte de nuestra red externa de colaboradores. Entre ellas se encuentran entidades de diferentes perfiles como Banco de Alimentos (FESBAL), Cáritas, Cruz Roja, Asoc. Reto a la Esperanza, REMAR, Hermandad del Refugio, Asoc. Familias Numerosas, etc. Durante el 2017 fueron donadas más de 4.755 toneladas a través de este programa de “Desperdicio Cero”.

Por otro lado, en 2016 arrancamos una campaña de sensibilización social ante el desperdicio alimentario y de promoción del consumo responsable comercializando  frutas y hortalizas “feas”, que no corresponden a los estándares de apariencia establecidos pero que cuentan con la misma calidad en sabor y propiedades nutricionales. La campaña superó las 800 toneladas comercializadas este tipo de frutas y hortalizas, un total de trece variedades, clasificadas como de segunda categoría que se ofrecimos a los consumidores con descuentos de hasta el 50% de su precio.

Asimismo desarrollamos campañas informativas de sensibilización y concienciación sobre el desperdicio alimentario. La última de ellas ha sido a finales de 2017 en colaboración con HISPACOOP a través de la campaña “Únete al consumo responsable. Reduce Reutiliza Recicla” que perseguía informar, formar y concienciar a los consumidores sobre la importancia de un consumo responsable, reutilizando los recursos y reciclando correctamente los residuos generados en el ámbito doméstico.

<< volver