Plataforma de Sostenibilidad Integral Agroalimentaria - Redsostal
Fotos guisantes
Foto Cajas
Foto Masa
Rotación cabecera
Foto Quesos
Jamón
Vino
Barriles

Está viendo:

'El sector cerealista español lleva sufriendo el cambio climático desde hace décadas'

Publicado: 14/06/2018

Redsostal.

Ignacio Solís. Director de Agrovegetal

Aunque ahora se están recuperando los niveles de agua, el año pasado pasamos una dura sequía, ¿cómo afectan estos cambios al sector de los cereales?

Dentro de los cereales hay dos grandes grupos, los de invierno en los cuales más del 90% se siembra en secano. Y por tanto, la utilización de agua de regadío no es demasiado importante, Es cierto que hay una pequeña producción de cultivo de riego en invierno y efectivamente, al haber menos agua se hace probablemente trigo y cebada en regadío. Pero son unos porcentajes muy pequeños y por eso no afecta demasiado la escasez de agua. 

Sin embargo, la sequía afecta mucho en cultivos de maíz y arroz. Estos cultivos solo son posibles en siembra primaveral y si hay suficiente agua. Y en el mes de enero se pensaba que iba a haber una reducción drástica de  la superficie debido a la escasez de agua y al final, con las lluvias, se ha sembrado en arroz más o menos la superficie habitual. Si que en maíz se ha sembrado un poco menos pero más por el tema de precios bajos que porque no hubiera agua.

A lo largo de su experiencia en el sector, ¿cómo valora la evolución de estas situaciones? ¿Notan diferencia con respecto a décadas anteriores?

Pues yo ya llevo tres décadas en el sector y si que es cierto que es algo cíclico. Hay años donde hay agua, años donde hay la justa  y donde escasea. No creo que sea nada nuevo. Aunque el cambio climático sea una realidad mundial, en España lo llevamos sufriendo desde hace varias décadas.

¿Qué herramientas utiliza el sector cerealista para luchar contra la desertificación y la sequía y realizar una gestión sostenible del agua?

En el caso de los cultivos de riego, y en general, hay una tendencia de no usar tanta agua por hectárea. Aunque quizás los cereales no sean el cultivo más dinámico, porque todas las inversiones que se deben realizar para reducir el consumo de agua, ya sea por aspersión o por goteo tienen un coste importante. Ese coste pueden absorberlo mejor los frutales, pero con los cereales dada su baja rentabilidad resulta mucho más difícil invertir en infraestructuras de riego para economizar agua. Es por esto que siempre vamos un poco a remolque de los demás cultivos.

Si un agricultor invierte en estos sistemas para cultivos más rentables, quizá pueda utilizar los beneficios para implantarlo también en los cultivos de cereales y consiga ahorrar agua. Pero los que hacen solo arroz y solo maíz difícilmente van a poder asumir estos costes.

Y desde el punto de vista de secano, que es el mayoritario, porque la mayor parte de los cereales en España se cultivan en secano, pues lo que se va buscando es la mejora vegetal, nuevas variedades que necesiten menos agua para producir lo mismo.

Antiguamente muchas de las variedades que se cultivaban en España procedían de Francia o del norte de Italia y solo daban buenas producciones cuando llovía mucho. Ahora tenemos nuevas variedades que con mucha menos agua, con lluvias de 350 o 400 mm al año dan unos rendimientos mucho mejores. La mejora vegetal sigue buscando variedades mucho más resistentes a la sequía para aprovechar las pocas lluvias de la mejor manera posible.

<< volver