Plataforma de Sostenibilidad Integral Agroalimentaria - Redsostal
Fotos guisantes
Foto Cajas
Foto Masa
Rotación cabecera
Foto Quesos
Jamón
Vino
Barriles

Está viendo:

Sostenibilidad social, la clave para el progreso

 07/04/2020

Ricardo Migueláñez, director de Agrifood Comunicación, agencia de comunicación especializada en el sector agroalimentario que sirve de nexo de unión entre los diferentes eslabones de la cadena.
 
La responsabilidad social empresarial, también conocida por responsabilidad social corporativa (RSC) cuando se trata de grandes empresas, busca promover el bienestar social y las formas de vida de los grupos sociales a los que afecta, protegiendo la seguridad y la salud de las personas, fomentando el empleo, garantizando la reducción de la pobreza y la desigualdad, y evitando las situaciones de exclusión social.
 
La responsabilidad social forma parte de los tres pilares principales de la sostenibilidad integral, junto con la económica y la ambiental, que el portal www.redsostal.es busca fomentar, promoviendo el compromiso social de las empresas para dar y devolver a la sociedad lo mucho que reciben de sus empleados, clientes y proveedores.
 
Según el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, la sostenibilidad social es una forma de gestionar e identificar los impactos del negocio en los empleados, trabajadores de la cadena de valor, clientes y comunidades locales. En este sentido, todas las empresas deben tener en cuenta el interés de los grupos sociales en la toma de sus decisiones, ya que afecta directamente a sus beneficios y al futuro de su organización.
 
Cada vez más, la sociedad, y con ella sus empresas, se compromete implicándose en garantizar los servicios básicos necesarios de las comunidades y de los colectivos más desfavorecidos. Un buen ejemplo de ese compromiso con la protección de la sociedad es el que está dando actualmente la industria española de alimentación y bebidas ante la difícil situación que todos estamos viviendo y que ha sido generada por el COVID-19.
 
Durante estos últimos días, la industria alimentaria española ha dado un magnífico ejemplo de ser un colectivo comprometido con los más necesitados, y hemos visto como nuestras industrias han donado, de forma mayoritaria, alimentos a instituciones que lo necesitaban, a colectivos más vulnerables o al personal sanitario que hacía sus turnos en los hospitales.
 
Nuestras industrias alimentarias, además, han dado muestras de apoyo al talento joven, y las que han podido, como es el caso de las destilerías españolas, han reconvertido sus plantas para producir los equipos de protección y otros bienes fundamentales para nuestros sanitarios y para la sociedad.
 
Por otro lado, conviene recordar que la industria alimentaria española ha continuado, en estos momentos tan difíciles, produciendo los alimentos necesarios para garantizar el suministro alimentario en todos los mercados, tiendas y supermercados, produciendo alimentos y bebidas suficientes para que las familias puedan seguir llenando sus frigoríficos con normalidad.
 
Por tanto, en un momento crucial para una sociedad como el que estamos pasando, se pone de relieve que la sostenibilidad social ha de ser uno de los pilares fundamentales para todas las empresas del sector, en el presente y el futuro, pues es la forma de devolver a todos aquellos que confían en ellas, clientes, proveedores, empleados y comunidades, parte de lo que reciben.

<< volver