Plataforma de Sostenibilidad Integral Agroalimentaria - Redsostal
Fotos guisantes
Foto Cajas
Foto Masa
Rotación cabecera
Foto Quesos
Jamón
Vino
Barriles

Fundación Mahou San Miguel comprometida con el voluntariado

 03/02/2020

Redsostal.

La Fundación Mahou San Miguel impulsa desde hace tres años un programa de voluntariado con iniciativas para tratar de ayudar y contribuir a las necesidades sociales de las ciudades donde está presente la compañía, implicando directamente a sus profesionales y familiares.

En 2019, los nueve centros de trabajo de Mahou San Miguel en toda España han participado en acciones de asistencia social, capacitación e integración laboral, educación y deporte.

Durante este año, más de 650 voluntarios de la compañía han dedicado 3.860 horas a tareas articuladas en tres ejes: voluntariado profesional, a través de un programa de mentoring; iniciativas sociales, como donaciones o mercadillos solidarios; y, por último, acciones medioambientales. En todas ellas, los voluntarios han colaborado con más de 25 entidades sociales a través de 44 iniciativas realizadas en todos los centros de trabajo donde la compañía está presente.

Talento para la formación de jóvenes

La fundación promueve el voluntariado profesional, una actividad que implica a 150 profesionales que dan apoyo a los jóvenes que participan en ‘Creamos Oportunidades en Hostelería’, el proyecto de formación para el empleo de jóvenes en desventaja social de la fundación. Los voluntarios de la compañía son quienes actúan como mentores, apoyando y acompañando a los alumnos a lo largo de todo el proceso de formación y prácticas hasta lograr su inserción laboral.

Acciones locales con un impacto real

Una de las características del voluntariado que se desarrolla en la fundación consiste en dar voz e involucrar a los profesionales de la compañía y a sus familias en diferentes actividades y proyectos que ellos mismos promueven y plantean, para ofrecer respuestas concretas a las necesidades sociales que más les preocupan de sus entornos más locales, y así generar un impacto real para los beneficiarios.

Entre las actividades que se realizan destacan las acciones de voluntariado social, cuya finalidad es conseguir fondos para entidades que trabajan con los colectivos más desfavorecidos en localidades donde está presente Mahou San Miguel.  De esta manera, en 2019 se han organizado mercadillos solidarios en varias ciudades españolas, cuya recaudación ha sido destinada a entidades como: Autismo Burgos, la Asociación de Familiares y Amigos de Niños Oncológicos de Cataluña (AFANOC), la Asociación Española Contra El Cáncer (AECC), Funlabor o la Asociación Canaria del Trastorno del Espectro del Autismo, entre otras.

Junto a estos mercadillos, en Madrid también se realizaron otras acciones, como la colaboración directa en varios comedores socialesde y recogidas puntuales de juguetes, alimentos o material escolar.

Asimismo, fruto del firme compromiso de la compañía y de la fundación con la sostenibilidad y el medio ambiente, de forma periódica se llevan a cabo jornadas medioambientales en las que los profesionales y sus familias dedican su tiempo a mejorar nuestro entorno natural. Este es el caso de las actividades de limpieza y reforestación que se han llevado a cabo en el Parque Natural Sierra de Huétor (Granada), el Cerro Puente del Rey (Burgos) y otros espacios naturales de las provincias de Málaga, Córdoba, Cuenca, Guadalajara y Madrid. En total se han plantado 275 árboles y arbustos y se han recogido más de 5.000 kilos de residuos.

Orgullosos de formar parte de algo grande

Para dar visibilidad a toda esta labor y agradecer el esfuerzo de todos los voluntarios, Fundación Mahou San Miguel ha celebrado el primer encuentro de voluntariado corporativo, al que han acudido más de 60 profesionales de Mahou San Miguel que trabajan día a día como impulsores de las actividades sociales de la compañía desde 2017. El objetivo de este encuentro era dotarles de herramientas y metodologías que ayuden a la puesta en marcha de este proyecto integrador y participativo en toda la empresa, además de reconocer que su trabajo forma parte de algo grande para la compañía.

La jornada ha contribuido a mejorar el trabajo en equipo, reforzando la gestión del conocimiento, así como a pensar y crear nuevos proyectos innovadores orientados a fortalecer el alma y la cultura de la compañía, una cultura de solidaridad y de voluntariado.

<< volver