Plataforma de Sostenibilidad Integral Agroalimentaria - Redsostal
Fotos guisantes
Foto Cajas
Foto Masa
Rotación cabecera
Foto Quesos
Jamón
Vino
Barriles

Está viendo:

'La sostenibilidad social es nuestra razón de ser y uno de nuestros pilares'

 05/02/2020

Entrevistamos a María Ángeles Rodríguez de Trujillo, directora de la Fundación Cruzcampo. La Fundación Cruzcampo fue creada en 1995 para promover el desarrollo social con foco en Andalucía. Gracias al respaldo de Heineken España (grupo en el que se integra Cuzcampo), hoy continúa contribuyendo a este fin adaptando sus actividades y su estrategia a las necesidades del momento.

Redsostal (R.): ¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrenta la Fundación Cruzcampo en materia de sostenibilidad social?
 
María Ángeles Rodríguez de Trujillo (M.A.R.): Desde su creación en 1995, en la fundación continuamos contribuyendo a promover el desarrollo social. En 2020, coincidiendo con nuestro 25 aniversario, abriremos las puertas de nuestra nueva sede en el emblemático lugar donde se levantó la fábrica original de Cruzcampo en 1904, que volverá a ser referente en innovación y se convertirá en un nuevo foco de actividad cultural, social, gastronómica y un espacio de referencia para los amantes de la cerveza.

Además de contar con un nuevo espacio de creación cervecera y gastronómica que acogerá la renovada Escuela de Hostelería de Sevilla y una fábrica urbana de cerveza Cruzcampo, en este nuevo centro de 2.000 m2 la Fundación Cruzcampo desarrollará toda su actividad de apoyo al talento joven, la cultura, el emprendimiento y la hostelería, con una completa programación que incluirá exposiciones, talleres y seminarios, espectáculos y espacios de trabajo colaborativo, entre otras iniciativas. 

Actualmente, estamos trabajando en una nueva línea, cuyo eje central será este nuevo espacio puesto al servicio de la sociedad; y estamos redefiniendo las actuaciones a partir de este año 2020 para adaptarnos a los nuevos retos que la fundación encuentra principalmente en los jóvenes, ya que son los protagonistas necesarios para producir un cambio real y para seguir creciendo de forma sostenible.
 
R.: ¿Qué iniciativas lleva a cabo la fundación para conseguir estos retos?
 
M.A.R.: La sostenibilidad social podríamos decir que es un objetivo transversal en muchos de nuestros programas, y precisamente es uno de los pilares principales de la nueva línea de trabajo de la fundación sobre el que se están reformulando sus programas. Pero por ser más concretos, podemos citar dos de las acciones que persiguen con mayor visibilidad la sostenibilidad social.
 
Una de ellas es "Cultura Viva", una convocatoria destinada a impulsar iniciativas culturales que crean valor social en su entorno transformando Andalucía. Con sus aportaciones anuales, la Fundación Cruzcampo reconoce y dota de recursos a entidades sociales que apuestan por el desarrollo cultural, social y económico de la región, empleando la cultura como motor de cambio social. En la última edición pusimos el foco en el fomento de la innovación social, apostando así por la profesionalización del sector y el desarrollo de proyectos inspiradores, inclusivos, con espíritu joven y contemporáneo que transformen el entorno a través de una palanca de cambio tan efectiva como es la cultura.

Hasta ahora, un total de 49 organizaciones sin ánimo de lucro han contado con el apoyo de la Fundación Cruzcampo para impactar en su entorno, transformando la realidad social de colectivos desfavorecidos a través de expresiones culturales.

Otra de nuestras iniciativas es la labor de nuestra Escuela de Hostelería Fundación Cruzcampo, en colaboración con diversas entidades sociales como Inserta Empleo, la entidad de Fundación ONCE para la formación y el empleo, Cruz Roja, CEAR (Comisión Española de Ayuda al Refugiado), Fundación Secretariado Gitano, Fundación Randstad (Andaluces Compartiendo) o Valencia Acoge, impulsando programas de aprendizaje e inserción laboral gratuitos en el sector de la hostelería para contribuir a la mejora de la calidad de vida de colectivos en riesgo de exclusión social.

En el año 2019, la Escuela de Hostelería Fundación Cruzcampo ha formado a más de 100 alumnos en cursos hechos a medida de los diferentes colectivos, principalmente personas con diversidad funcional, desempleados mayores de 45 años e inmigrantes. Grupos con dificultades para el empleo que consiguen una nueva capacitación para orientar su empleabilidad mediante la formación eminentemente práctica en sala y cocina. Más de una decena de cursos en los que se han impartido más de 1.500 horas de formación teórico-práctica en el sector hostelero de forma gratuita.
 
R.: ¿Qué ventajas tiene la Escuela de Hostelería de la Fundación Cruzcampo para los colectivos en riesgo de exclusión social?

M.A.R.: El sector hostelero afianza su importante papel en el empleo, en el turismo y en la generación de riqueza en nuestro país. En la Fundación Cruzcampo apostamos por la hostelería como salida formativa, profesional y motor de empleo para fomentar la inclusión social de los colectivos más vulnerables.

Para ello, colaboramos con proyectos integradores llevados a cabo por otras asociaciones y fundaciones que tienen el contacto directo con estas personas. El principal objetivo y beneficio para ellos es la inclusión laboral gracias a las oportunidades laborales que les ofrece la incorporación de los alumnos a prácticas profesionales en establecimientos de restauración de su comunidad.

R.: ¿Qué beneficios le aporta a la fundación la apuesta por la responsabilidad social?

M.A.R.: La Fundación Cruzcampo nace con ese objetivo, la responsabilidad social es nuestra razón de ser. Es la mayor expresión de la responsabilidad social de Heineken España y, gracias a su respaldo, hoy continúa contribuyendo al desarrollo de la sociedad a través de tres ejes de actuación: la innovación social, la cultura como elemento de transformación y la formación en hostelería como motor de empleo y generador de riqueza.

<< volver