Plataforma de Sostenibilidad Integral Agroalimentaria - Redsostal
Fotos guisantes
Foto Cajas
Foto Masa
Rotación cabecera
Foto Quesos
Jamón
Vino
Barriles

Está viendo:

'Los retos en materia de sostenibilidad debemos verlos como una oportunidad'

 27/01/2020

Entrevistamos a Joseba Arano, director de Personas, Calidad y Gestión Ética, Responsable y Excelente de Calidad Pascual. Desde Calidad Pascual, empresa española dedicada a la preparación y envasado de leche y derivados, además de otros productos alimenticios, tienen por objetivo minimizar el impacto medioambiental de su actividad y favorecer la economía circular.

Redsostal (R.): ¿Cuáles son los principales retos en los que trabaja el sector agroalimentario en materia de sostenibilidad?

Joseba Arano (J.A.): Lo primero que debemos tener en cuenta es que, hoy en día, los retos que se nos plantean en materia de sostenibilidad no son sencillos, pero debemos verlos no como un límite o deber, sino como una oportunidad. En un contexto en el que el debate sobre el clima y los mandatos de Naciones Unidas y la Unión Europea cada vez cobran una mayor relevancia, dar un paso al frente y ser responsables con nuestra actividad no sólo es necesario, sino beneficioso. Nos está permitiendo crecer de forma sostenible y rentable en el tiempo, porque sostenibilidad y rentabilidad son dos conceptos que no se deben entender de forma independiente, sino complementaria. Deben ir de la mano y, precisamente, conjugarlos de la forma más eficiente para todos los implicados es uno de los principales retos que nos encontramos.

En este sentido, cobran especial relevancia los 30 retos marcados por la Red Española del Pacto Mundial en la ‘Guía Sectorial en ODS: Sector Agroalimentario’, para el cumplimiento de la Agenda 2030. Todos ellos están encaminados a ofrecer garantías de consumo y producción sostenibles que ayuden a cumplir los objetivos marcados, además de blindar la seguridad alimentaria.

Lo cierto es que las diferentes compañías que conformamos el sector agroalimentario tenemos la capacidad de impulsar grandes cambios a través de múltiples pequeñas acciones orientadas al largo plazo, como puede ser el cálculo de la huella ambiental o la apuesta por la movilidad sostenible, con flotas de cero emisiones. Asimismo, en espacios como granjas o fábricas va a ser fundamental apostar por la eficiencia energética, así como por la utilización racional del agua, un recurso escaso y necesario.

En definitiva, y por concretar, tenemos tres grandes ejes de acción que requieren una especial atención en la actualidad: la gestión eficiente de los recursos; la innovación en tecnologías y envases más sostenibles; y la implicación de toda la cadena de valor para la consecución de los objetivos; formando, por ejemplo, a los empleados en prácticas más responsables.

R.: Actualmente, el consumidor demanda productos más sostenibles y responsables. ¿Cómo trabaja Calidad Pascual para conseguirlo?

J.A.: La alimentación avanza con la sociedad y desde la industria tenemos que innovar para adaptarnos a estos cambios. En Calidad Pascual sabemos que en este siglo XXI hay y seguirá habiendo muchos retos en cuanto a sostenibilidad y responsabilidad aplicada a los propios productos. Así, el año pasado presentamos "Pascual Aporta", nuestro marco de gestión responsable en el cual integramos todas nuestras acciones, vertebradas en tres pilares: bienestar, desarrollo y medioambiente. Las partes de bienestar y medioambiente es desde donde desarrollamos todas las acciones encaminadas a ofrecer productos más sostenibles y responsables para mejorar la experiencia del consumidor y contribuir al cuidado medioambiental.

Entre estas acciones, por ejemplo, está la apuesta por materias primas procedentes de cultivos de proximidad, locales, como son la soja, la avena o la almendra, para la elaboración de nuestras bebidas vegetales Vivesoy. Fomentamos así el desarrollo de las economías locales y reducimos el impacto de nuestra actividad. De esta forma, podemos conseguir que un producto sea sostenible.

Además, el bienestar animal es una de nuestras máximas, un tema que en Pascual nos tomamos muy en serio. Si queremos que la leche sea un producto responsable y de calidad, necesitamos que las vacas estén en las mejores condiciones posibles. De hecho, fuimos el primer gran fabricante en conseguir el Certificado AENOR Conform de Bienestar Animal para todas nuestras ganaderías. Hoy el 100% de Leche Pascual es leche de bienestar animal.

También existe un gran debate en torno al uso de los plásticos, sobre su correcta reutilización o la utilización de envases sostenibles. Nuestros envases de Bezoya son 100% reciclables y ya contamos con un 25% de plástico reciclado, reduciendo con ello las emisiones de CO2.

R.: Uno de los principales aspectos en los que Calidad Pascual trabaja es en el “Movimiento RAP”. ¿Podría explicarnos esta iniciativa y sus avances?

J.A.: El Movimiento RAP hace referencia a las siglas de las palabras “reduce”, “ahorra” y “protege”. Este movimiento nació al amparo de un dato preocupante para el conjunto de la sociedad: cada español desperdicia 63 kilos de alimentos al año. A esta cifra hay que sumarle algunos hechos colaterales derivados de ella, como pueden ser la emisión de CO2 que se genera innecesariamente o el agua que se desperdicia para la obtención de los alimentos.

En definitiva, es un movimiento de concienciación contra el desperdicio alimentario, algo que creemos necesario para hacer consciente a la sociedad de que un consumo responsable podría evitar el desperdicio. Y todo ello debe partir de un momento concreto, el del consumo, reduciendo la compra que no sea totalmente necesaria, algo que provocará, en primer lugar, que el consumidor tenga capacidad de ahorro y, en segundo lugar, que se consiga salvar una gran cantidad de recursos escasos, todo ello necesario para cuidar el medioambiente.

Como he mencionado anteriormente, "Pascual Aporta" también integra esta iniciativa, que está en el ADN de la compañía. Si somos capaces de ver todo a través de esta lupa que es Pascual Aporta, avanzaremos un paso más hacia la sostenibilidad y la responsabilidad tanto a nivel de compañía como a nivel del conjunto de la sociedad.

En este sentido, en Calidad Pascual existe un 0,21% que no se comercializa, pero eso no significa que se desperdicie, ya que el 20% es donado a ONG y Bancos de Alimentos, alrededor del 70% se destina a alimentación animal y el restante se envía a compostaje. Si todos fuéramos más conscientes de lo que desperdiciamos, podríamos ayudar a respirar un poco mejor al mundo en el que vivimos.

R.: Calidad Pascual forma parte del Decálogo de Sostenibilidad desde febrero de 2017. ¿Qué ventajas les ofrece la herramienta eSIAB y su adhesión al Decálogo de Sostenibilidad?

J.A.: La visión que aporta la herramienta eSIAB es muy útil para las empresas del sector, ya que ofrece una visión integral desarrollada en tres ámbitos: el económico, el social y el medioambiental. Una de las propuestas más importantes de esta herramienta digital es la introducción del concepto de sostenibilidad social, es decir, que se satisfagan las necesidades tanto del individuo como del conjunto. De esta forma, la compañía a través de eSIAB puede reflexionar y hacer autocrítica sobre su propia actividad.

El Decálogo de Sostenibilidad es el instrumento perfecto para que el trabajo conseguido no se diluya con el paso del tiempo, sino que se mantenga como un compromiso firme de las empresas. En Calidad Pascual somos conscientes de que este decálogo nos ayuda, día a día, a ser más responsables con todas nuestras acciones.

<< volver