Plataforma de Sostenibilidad Integral Agroalimentaria - Redsostal
Fotos guisantes
Foto Cajas
Foto Masa
Rotación cabecera
Foto Quesos
Jamón
Vino
Barriles

"Las mujeres rurales somos la pieza angular para devolver la vida rural"

 06/02/2019
Lola Merino, presidenta nacional de AMFAR

Lola Merino, presidenta nacional de AMFAR.

AMFAR nace ante la necesidad de constituir una asociación que trabajara en defensa de los derechos e intereses de la mujer rural española. De este modo, se dieron los primeros pasos para llenar el vacío asociativo que existía en España con respecto al colectivo de mujeres rurales. Los principales pilares de AMFAR son: igualdad de oportunidades, formación profesional, empleo y reconocimiento del trabajo desempeñado por las mujeres rurales. A día de hoy se ha convertido en un verdadero interlocutor social de las mujeres rurales ante las distintas administraciones nacionales, europeas e internacionales.
 
Las mujeres rurales somos la pieza angular para devolver la vida, la prosperidad y el dinamismo al 90% del territorio español. Somos las garantes del futuro de los municipios rurales, un futuro que depende del lugar que ocupemos en el presente.
 
Desde AMFAR apostamos para que las mujeres ocupen el centro de las políticas de desarrollo rural, para que estas políticas promuevan la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, que generen empleo de calidad, fomenten la incorporación femenina al sector agrario, que las conviertan en líderes del emprendimiento, que garanticen los servicios sociales, el acceso a las nuevas tecnologías, la reducción de las diferencias retributivas y la corresponsabilidad en el reparto de las tareas familiares y domésticas.

Las mujeres rurales han demostrado su coraje, sobre todo en los años más duros de la crisis económica, representando el 54% del total de los emprendedores españoles. Mujeres valientes que decidieron salir de casa y ponerse al frente de pequeños negocios que sustentaran su renta familiar.
 
Por ello, AMFAR pone de relieve el talento de tantas mujeres valientes, emprendedoras, que defienden con orgullo ser rurales y que quieren seguir viviendo en el pueblo que les vio nacer. Es fundamental que sean ellas las que lideren el autoempleo, porque ellas son el pilar fundamental de la supervivencia de nuestro mundo rural.

Mujer rural Redsostal

Nuestra España rural ha descendido en los últimos tres años a un ritmo de 45.000 habitantes por año, lo que ha generado que la despoblación, el envejecimiento y la masculinización sean los grandes retos a batir en la actualidad. Desde AMFAR tenemos claro que las mujeres son la mejor garantía para que nuestro mundo rural se mantenga vivo y dinámico, pero para ello hay que contar con la participación, la voz y la aportación de las mujeres.

Para frenar la sangría demográfica que sufren nuestros territorios, son necesarias políticas efectivas que fijen población. Y es ahí donde entra en juego el segundo pilar de la PAC, el que se ocupa del desarrollo rural, y que bien aplicado, puede garantizar los servicios sociales, las nuevas tecnologías, la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, el empleo de calidad y la incorporación de mujeres y jóvenes a la actividad agraria y al emprendimiento, con la finalidad de crear empleo y frenar este serio problema de la despoblación española.

No todo lo rural es agrario, pero todo lo agrario sí que es rural. Para una entidad como AMFAR es esencial hacer esta distinción porque nuestra Federación representa a todas las mujeres que residen en el ámbito rural, sin que tengan que dedicarse profesionalmente al sector agrario. De hecho, cabe recalcar que la presencia femenina en el sector agrario es aún escasa, las titulares de explotación, por ejemplo, sólo representan sólo el 30% del total.
 
Las mujeres del mundo rural español son un colectivo de seis millones de personas tan variado y diverso como lo es nuestra sociedad y nuestro territorio. Poco tiene que ver una ganadera gallega con una emprendedora de turismo rural de Almería, por ejemplo, y sin embargo, ambas pertenecen al mismo colectivo. AMFAR las representa a todas, y lucha para que cada una de ellas tenga las herramientas necesarias para no tener que abandonar su municipio.

Lola Merino, presidenta nacional de AMFAR

AMFAR considera que se deben crear todos los instrumentos que sea necesarios para que los seis millones de mujeres rurales españolas puedan reclamar su derecho a decidir tanto su presente como su futuro. Mujeres que deben ser escuchadas en el diseño de las políticas, en la toma de decisiones y en los foros de participación social. Mujeres que deben ocupar el lugar que se merecen y ser las protagonistas del desarrollo rural.
 
Trabajamos para incorporar más mujeres a los órganos de decisión donde la presencia de mujeres es escasa y en ocasiones, prácticamente testimonial. Como es el caso de los Consejos Rectores de las Cooperativas Agrarias, en los que las mujeres representan tan solo el 5%, mientras que las titulares de explotaciones agrarias rondan ya el 30% y las perceptoras de la PAC representan el 37% del total nacional.
 
La presencia de mujeres en la política española también evidencia una brecha en materia de igualdad en la toma de decisiones. El porcentaje de mujeres alcaldesas roza el 20% y las tenientes de alcalde el 40%; si bien las concejalas son las más numerosas con un porcentaje que alcanza casi el 38% del total de ediles de los más de 8.100 ayuntamientos españoles.

<< volver